simon

Simón Iglesias Posse: Sobre el miedo escénico y otras inseguridades

Publicado el 3 mayo, 2017 | Opinión

Llevo una temporada larga sin trabajar como actor. No sé si se trata de algo pasajero o es el principio de un fin. Quiero pensar que se trata de lo primero,más que nada porque yo no distingo entre trabajos profesionales y no remunerados si las condiciones son óptimas. Esto te abre un abanico mayor de posibilidades y a poco que lo decidas puedes rápidamente ponerte manos a la obra. 

En las redes sociales y en los medios informativos se muestra una cara de la profesión de actor normalmente positiva, envidiable y llena de glamour, tan sólo revistas especializadas, los propios compañer@s y sectores menos generalistas hablan clara y llanamente de la realidad y del porcentaje de paro brutal del medio. Vaya por delante que yo no me considero actor, he trabajado como actor pero mis inquietudes primarias pertenecen más al campo de la música o la literatura, aunque no me considere ni músico ni escritor. Huyo de las etiquetas como de la peste. Teniendo en cuenta esto, si ya es difícil de por sí encontrar trabajo como intérprete, es aún más complicado si sufres o has sufrido alguna vez de algo que raramente se comenta a pecho descubierto, no sé si porque pensamos que es un signo de debilidad. Eso que se ha denominado como miedo escénico. Partiéndo de la base de que soy una persona con unas carencias de sociabilidad notables o mejor dicho que soy una persona que se desenvuelve mal en actos sociales, reuniones…no es raro que llegara un día en que sufriera ese mal. Realmente, a pesar de ya haber hecho unas cuantas cosas, sólo me había sucedido una vez, ya hace muchos años, cuando comenzaba a hacer teatro. Lo pasé mal ese día y me planteé muchas cosas, pero con el paso del tiempo, esa ansiedad quedo atrás y pude seguir jugando.Pero hace un tiempo me llamaron para participar en un proyecto audiovisual, yo ya había hecho cosas parecidas y para la misma productora y las habia solventado bien, pero esta vez aunque el papel era también corto, tenía un poco más de importancia en la trama que otros que había hecho anteriormente, y ahí me entraron las dudas. He hecho protagonistas y personajes importantes y nunca me había pasado eso (a excepción de esa experiencia arriba comentada). No sé si fue por el papel, por el proyecto en sí,por mi situación personal en ese momento pero el caso es que me vinieron imágenes a la cabeza en donde yo no era capaz de decir mis frases, me entraban los sudores fríos y todos me criticaban.Así que decidí cancelar el trabajo a última hora y de una manera no muy elegante por mi parte. Decidí contarle la verdad a la persona que me había llamado, en vez de contar cualquier excusa,simplemente porque no creo que sea algo por lo que sentirse mal.No pude recibir una respuesta y comprensión más perfecta, eso reconforta, pero también me hace dudar mucho antes de embarcarme en algún proyecto o aceptar cualquier trabajo, porque no quiero volver a tener que hacer otra vez algo parecido Podeis pensar que si ya me considero a mi mismo como una persona introvertida y con dificultades de socialización, porque escojo trabajar en un medio en donde estás tan expuesto. Creo que porque la interpretación, la música y la literatura son extensiones de mi, partes que debo mostrar y que la satisfacción que obtengo de ellas es mayor que el esfuerzo y el miedo generados. Quizás me vendría bien, tratar esos bloqueos en algún taller y tomarme un poco menos en serio a mi mismo. En fin, espero que se hable más de esto en un futuro porque no es oro todo lo que reluce.
Gracias por leerme.

https://www.facebook.com/simon.iglesias.3

(Foto Simón Iglesias Posse por andi photo.es)

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *