fermin

Fermin Muguruza: “Yo no hablo de democracia española, hablo de neofranquismo” Información de https://directa.cat

Publicado el 3 mayo, 2017 | Entrevistas, Prensa

El próximo sábado 29 de abril, Fermin Muguruza será uno de los protagonistas de la fiesta de celebración de los 11 años de la ‘Directa’ en el Ateneu Popular 9 Barris de Barcelona. Repasamos sus proyectos y su trayectoria con él.

fermin Según Muguruza, el pueblo vasco “no nos hemos desarmado ideológicamente. Estamos armados con las ideas”

Roser Gamonal
“Si vas a Barcelona, ​​Sant Andreu independiente. Aunque Somos Pueblo”. Con esta declaración de principios estampada en una camiseta roja terminó Fermin Muguruza su concierto en el Ateneo la Armonía el pasado 8 de abril. Nos cuenta que está estudiando catalán “para entenderme, para que me entiendan mis vecinas”. De euskaldun berria -nueve tenedor de euskera- a catalán berria, del nor-nori-nork que cantaba con Oskorri los pronombres débiles. “Es lo que de momento me está costando más de estudiar, con tantos guiones y apóstrofes”, reconoce. El euskaldun, instalado en San Andrés desde hace un mes, en la Fábrica de Creación Fabra i Coats, nos recibe en su taller. Un espacio transmedia donde está desarrollando la banda sonora de la película de animación Black is beltza. Y muchas cosas más
Antes de empezar, felicidades por el premio Adarra Saria 2017 -el galardón anual de la sociedad Donostia Kultura- que dice que “representas como nadie la capacidad de absorber las influencias de otras músicas, otros orígenes, de integrarlos en nuestra cultura y de expresarlos en vasco “. Supongo que un reconocimiento para difundir e internacionalizar la cultura Euskalduna es de agradecer
Este premio me hace especial ilusión porque es un homenaje al reconocimiento. En la primera edición en 2014 el premio fue para el gran Mikel Laboa y 2015 recibió el premio Ruper Ordorika. El año pasado, Benito Lertxundi. Para los músicos los premios no son importantes, ya que el reconocimiento te lo da el público y la comunidad que creas en torno a la música, pero en este caso es la primera vez que se reconoce el rock radical vasco como un espacio contestatario que bebe de las influencias de otros grupos y músicos antifranquistas, de gente que como Laboa sufrieron censura y perseveraron. El Adarra premia músicos que quisieron crear comunidades y ser cronistas de lo que ocurría en nuestro país a través de sus letras y hacer del euskera una herramienta también formaba parte de la resistencia cultural.
Además, tengo entendido que para recoger el Premio has montado un concierto muy especial en San Sebastián donde también habrá algo de San Andrés, tu barrio de acogida …
“Montar una  jazz band  donde las mujeres no representaran los papeles que tradicionalmente están asignados a las músicos femeninas, es un acto en sí mismo de reivindicación”

Pues sí, el 21 de julio en el Teatro Victoria Eugenia, haremos una grande! Cuando me dieron el premio les dije que yo estaría de residencia en San Andrés … entonces hablando con Joan Chamorro me dijo “habla con el Taller de músicos, habla con la gente de la San Andrés jazz band” y así lo hice! El resultado es que vamos a Donosti con una big band increíble formada sólo por mujeres instrumentistas. Soy una persona sensible al feminismo y pensaba que montar una jazz band donde las mujeres no fueran sólo las teclistas, las solistas o las coristas, los papeles que tradicionalmente están asignados a las músicos femeninas, sería un acto en sí mismo de reivindicación, para recoger un premio que reivindica otra manera de hacer las cosas.

Has dicho en varias ocasiones que has venido a San Andrés crear comunidad. Entrar en contacto con el Taller de músicos es un buen ejemplo, pero qué otras acciones estás desarrollando dentro del entorno de la Fabra i Coats?

Todo esto surge de la exposición que hice en el Arts Santa Mónica de Black is beltza , donde el proyecto comenzó a desbordar el equipamiento y sentí la necesidad de salir a la calle, entrar en contacto con los barrios, con el gótico y el Raval pero también con otros espacios de Barcelona. El 7 de julio del pasado verano salimos en las Ramblas con la Banda de New Orleans y otros músicos de Barcelona y el País Vasco, hicimos un pasa-calles que titulamos el  Black Fermin !

Una especie de ‘Mardi Gras’ vasco-catalán …

Sí. Llevamos el gigante maqui de Sallent, desfilamos, tocar, bailar, la gente se iba sumando. Conquistamos las Ramblas, vencimos por unos instantes el ejercido de turistas. Desde de eso me propusieron venir a la Fabra y desarrollar algún dispositivo cultural que se enlaza con el barrio de San Andrés, ir más allá. Mostrar el proceso creador, sumar gente, tejer. Así, participo en el Festival Graff, el Literal, hago concierto de pequeño formato como el de la Armonía por el barrio … y el día 5 de mayo hacemos una jornada de puertas abiertas que se llama contrafilo para explicar el proceso de creación de  Black is beltza  y muchas cosas más! Estoy en todas las salsas!

¿Qué es exactamente ‘Black is Beltza’?

Pues, primero de todo es un núcleo desde donde desarrollar muchas acciones. Y ahora mismo que estoy aquí, para mí el proyecto también es una manera de situar San Andrés en el mapa y crear sinergias entre la Fabra y el territorio, que los ciudadanos sientan que los equipamientos culturales también son sus espacios. Black is Beltza es un proyecto que hicimos en la Alhondiga de Bilbao, una exposición en torno a la novela gráfica con el mismo nombre, creada con el escritor Harkaitz Cano y el ilustrador Jorge Alderete. Después del cómic, ahora estamos haciendo un filme de animación con una estética diferente y lo que hago aquí es la banda sonora.

“Black is beltza  es una discusión en torno a la identidad, de la multiculturalidad, del racismo, de la solidaridad, de lo que debe ser la comunidad ante el capitalismo salvaje” / Roser Gamonal

La trama nace de una historia real de racismo … y termina en Cuba, como Sarri …

En Pamplona tenemos dos gigantes de color negro, el rey y la reina y descubrí que en 1965, durante la exposición universal [en la ciudad de Nueva York] y en medio de disturbios raciales, prohibieron desfilar a los gigantes negros. Así, Manex Unanue, el protagonista del cómic, uno de los jóvenes portadores de los gigantes pamploneses, decepcionado, decide quedarse en Estados unidos y entender que está pasando. La trama se imbrica por los disturbios raciales después de la muerte de Malcolm X, el estudio  The Factory , fundado por Andy Warhol, la psicodelia, la dictadura de Franco, la guerra de Vietnam, la Expo de Montreal o las alianzas entre los Panteras negras y los servicios secretos cubanos para salvar un militante negro que iba a ser ejecutado por la CIA. En definitiva  Black is beltza  es una discusión en torno a la identidad, de la multiculturalidad, del racismo, de la solidaridad, de lo que debe ser la comunidad ante el capitalismo salvaje, todo esto es  Black is beltza .

La historia concluye en la isla de Cuba con un vasco ayudando a un pantera negra

Esto enlaza con las luchas, con el apoyo a la revolución y hablando de Sarri, pues a finales de noviembre de 2016 [treinta y un años después de la fuga del vasco de la prisión de Martutene] concedió una entrevista desde La Habana el diario Gara. Después de más de 30 años ya no está completamente oculto y da clase de cultura vasca en la Universidad de La Habana. Black is beltza también habla de eso, de la solidaridad entre los pueblos. De vencer la censura.

Hablamos de Censura, hoy te dan un premio, el último que recibiste fue por ‘in komunikazioa donde vas hacer una defensa del diario vasco’ Egunkaria ‘cerrado en un acto que atentaba contra la libertad de expresión.

La verdad es que el cierre del diario Egunkaria nos coge en pleno concierto con el Manu Chao al Antzokia de Bilbao. Era una época de aznarismo desnudo y crudo. Estábamos en plena guerra de Irak, se cierra Egunkaria y mucha gente se posiciona en contra. Detienen Martxelo Otamendi y el torturan. Así que cuando me dieron el premio subí a recogerlo y me solidarizarse con Egunkaria y sus trabajadores y el público me pitó mucho!

Fermin Muguruza – VII Edición de los premios de la música

Via www.negugorriak.net
DVD – FM99-04
VII Edición de los premios de la música, Madrid
10/04/2003
Fermin apoyando a los trabajadores de Egunkaria

Estamos en un momento donde parece que tenemos instalada la censura de nuevo, con casos como el de César Strawberry, Casandra o Valtonyc … de que tienen tanto miedo?

“El año pasado toqué en Getafe después de 12 años sin tocar en Madrid, pero la asociación de Víctimas del Terrorismo me lo querían impedir tachándolo me de etarra”

El País Vasco fue un laboratorio de represión y de censura. Una vez se ha desactivado la lucha armada y la cortina de humo que tenían para ocultar los grandes problemas que tiene la gestión de un país que se dice democrático, pero que vive en el neofranquismo, están creando nuevas cortinas de humo con procesos judiciales donde se acusa de exaltación del terrorismo a personas que hacen de la libertad de expresión y de la cultura una manera de política. Es una manera de desgastar para que la gente deje de crear y de pensar. En mi caso tengo la suerte que tengo un circuito internacional por donde me puedo mover porque, si no, hubiera tenido que buscar otro tipo de trabajo, porque yo no podía tocar en España sólo en Cataluña y el País Vasco. Y en el País Vasco no para todos los ayuntamientos.

Por experiencia propia, sé lo que es estar diez años de juicio con el General Galindo, por una canción de Negu Gorriak donde se hablaba de las malas prácticas de la Guardia civil. Entonces empiezan estas cosas de nuevo, de nuevo: el año pasado toqué en Getafe después de doce años sin tocar en Madrid, pero la asociación de Víctimas del Terrorismo me lo querían impedir tachándolo me de etarra.

Pero a veces acabamos ganando … volvemos a Galindo. En 2001 el Tribunal Supremo le absolvió y hicisteis cuatro conciertos para celebrarlo. Uno de ellos con la Banda Bassotti de teloneros.

Fue una supervictòria. David contra Goliat. Habíamos ganado a la Guardia Civil, a Intxaurrondo, a Galindo. Sentíamos que éramos Vietnam ganando al imperialismo estadounidense. Aquello fue la hostia … Encontramos mucha solidaridad de mucha gente en aquella etapa.Hicimos una campaña que podríamos decir que fue precursora del crowdfunding , que hoy en día financia cantidad de proyectos. Tú ponías cinco mil pesetas y nos ayudabas a pagar un costosísimo procedimiento judicial. Y, a cambio, nosotros te dábamos un disco de maquetas y rarezas.

 “No sabemos hacer otra cosa, toda nuestra vida hemos estado en la lucha, de pie, y seguiremos incluso si nos encarcelan de nuevo” / Roser Gamonal

A menudo el problema con las censuras es que la cultura y el arte cuestionan el relato oficial y muestran las otras historias, las que se escriben desde la periferia

Los que hacíamos Rock Radical Vasco éramos los cronistas, los que contaban los otros hechos desde la Transición … Voces que se intentaron silenciar, otras versiones que se salían del discurso historicista de la transición modélica. Yo no hablo de democracia española, hablo de neofranquismo, de cómo reaccionan las estructuras del estado español ante por ejemplo el proceso catalán: deteniendo gente para poner urnas. Este tipo de cosas me parecen alucinantes. Ellos creen que decae pero la reacción es la contraria. Nosotros sólo sabemos perseverar. No sabemos hacer otra cosa, toda nuestra vida hemos estado en la lucha, de en pie, y seguiremos incluso si nos encarcelan de nuevo. Porque ahora ya sabemos que la desobediencia civil es la gran arma que tenemos para defender nuestros derechos.

Vuelvo a local, aquí y en el ahora. No te declaras nacionalista, pero si independentista, y has dicho en numerosas ocasiones que estás en contra de la lucha armada aunque en algún momento la defendiste? ¿Cómo ves el futuro del País Vasco después de la entrega de armas por parte de ETA?

“Empecé a criticar la espiral de violencia porque se había convertido en una máquina deshumanizadora y la crueldad de las acciones armadas nos desarman de razones”

Yo he apoyado la lucha armada durante muchos años y explícitamente en entrevistas. En un momento dado empecé a criticarla porque la espiral de violencia se había convertido en una máquina deshumanizadora y la crueldad de las acciones armadas nos desarman de razones. Los que luchaban con armas nos desarmaban nosotros y nosotros teníamos que sacar adelante un proyecto de desobediencia civil que es lo que hemos estado practicando. También las otras herramientas que tenemos a nuestra disposición como la cultura. Yo participo del Frente Cultural y lucho en esta barricada. El Año 2000, cuando se rompe la tregua de Lizarra-Garazi del 98, hago declaraciones explícitas en contra de la violencia. Hay un debate en la izquierda abertzale para que se pare la violencia armada que llega al punto culminante con la entrega de armas en Bayona.

La izquierda radical de mi generación tenemos una épica revolucionaria muy ligada a aquella entrada triunfal de la revolución con las armas en la mano, levantándose las como los cubanos o los sandinistas.Conseguir la victoria a través de las urnas es algo bien compleja. Lo vimos después de Salvador Allende, pero apostamos por ello. Y apostamos por la Venezuela bolivariana a pesar de las dificultades.

  “La idea de que los artesanos por la paz se ofrecieran a participar del desarme ante la pasividad del gobierno francés y español me parece democráticamente muy interesante” / Roser Gamonal

El Subcomandante Marcos decía que para hacer la revolución se necesita ternura y plomo.

No me declaro no violento. Al franquismo había que combatir con las armas, por eso di apoyo a ETA durante muchos años. En la actualidad con todo lo que pasa en Siria se ha de combatir con las armas. Así, yo me puse del lado donde estaban los kurdos y Hezbollah, que es la referencia de lo que debería ser la izquierda en todo Oriente Medio. Defiendo la respuesta armada.

En cuanto a Euskadi para algunas personas la entrega de armas parece una rendición y en cambio creo que ha sido un proceso muy interesante y muy original

En cuanto a Euskadi, para algunas personas, la entrega de armas parece una rendición y en cambio creo que ha sido un proceso muy interesante y muy original. Nosotros estamos muy influenciados por el proceso de paz sudáfrica e irlandés, sobre todo la Fundación de Desmond Tutu y el Sinn Fein. Es original que la sociedad civil haya recogido las armas para destruirlas, la idea de que los artesanos por la paz se ofrecieran a participar del desarme ante la pasividad del gobierno francés y español me parece democráticamente muy interesante.

Pero que nadie diga que Euskadi está desarmada; es la comunidad con más presencia policial, empresas que hacen armas que luego venden en Arabia Saudí para que bombardeen Yemen o Siria … Así que cuidado con la gran hipocresía de la gente cuando habla de desarmarse porque se están fabricando y vendiendo armas en Euskadi porque asesinen a gente de otros países.

Jaime Mayor Oreja, ex ministro de interior, declaraba tras el episodio de Bayona que el desarme de ETA “había sido un teatro ridículo”.

Aquí es donde está la clave: ¿por qué pasa que esta gente que debería estar contenta no lo está y nosotros hacemos una celebración? No nos han desarmado ideológicamente … estamos armados con las ideas para pedir la independencia de nuestro país. Un país solidario y socialista. Y eso ellos no lo pueden combatir.

… y tiene el euskera, la lengua.

El Internacionalismo con la soberanía nacional deben ir de la mano, pero un pueblo solidario como el vasco también debe defender su cultura e idiosincrasia, por eso tenemos que defender la soberanía. Yo soy un cronista de mi época y también de mi educación, cuando empezamos a cantar con Kortatu cantábamos algunas canciones en euskera porque no sabíamos más.

Estás ‘euskaldun berria’, ¿verdad?

Sí, yo aprendo el eukera de grande, ni lo hablo en casa ni en la escuela, así que me pongo a estudiarlo. Soy parte de este movimiento de recuperación de una lengua que nos prohibieron ya partir de Negu Gorriak sólo me expreso en euskera. Un idioma que se relaciona con grupos de todo el mundo, pero su musicalidad es también expresarse en una lengua minorizada. Hay una película de Werther Herzog que dice que no entiende que haya asociaciones de defensa de los animales y no de las lenguas que se extinguen, de las lenguas que desaparecen. Para entender un pueblo debe conocer su lengua y, si no la conoces, defender que el pueblo pueda expresarse en la lengua que quiera.

En euskera no existe la palabra vasco sino  euskaldun  [la persona que tiene el euskera]. La balada de Oskorri Euskaldunberriaren dice que “si no podemos hablar euskera en nuestro país, esta democracia debería ir en el cubo donde comen los cerdos”. Esta es la gran frase que lo define todo. También por eso cuando llego a Catalaunya, me instalo y quiero aprender catalán. Para sentirme un vecino, para entender mejor qué y quién está a mi alrededor, por respeto …

Entrevista cortesía de: https://directa.cat

 

 

 

 

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *