fermin2

FERMIN MUGURUZA ETA The Suicide of Western Culture EM XIRA.

Publicado el 3 marzo, 2018 | Noticias, Prensa

fermin

VERBAS DE FERMÍN MUGURUZA.

En 1999 fui portada de la revista Rockdelux (Página oficial) con “Brigadistak sound system” y 19 años después vuelvo a la tapa por el disco “B-Map 1917+100” junto a The Suicide of Western Culture, en un número en el que también aparecen Joxean Artze, Atom Rhumba y el 10 aniversario debIDEhUTS. Mejor edición imposible para decir lo que siento: Satisfacción por la perseverancia.

FM&TSOWC+Karlos Osinaga “Txap” (kitarrak) – Live 2018
Maiatza/Maig/Mayo/Maio/May:
10 Bilbao: Kafe Antzokia + La Furia
11 Gasteiz: Jimmy Jazz + La Furia
17 Madrid: Joy Eslava
18 Iruñea: Zentral + 2zio
19 Biarritz: Atabal + 2zio
26 Santiago: Capitol + Ezetaerre
Ekaina/Juny/Junio/June:
03 Barcelona: Primavera Sound
16 Donostia: Intxaurrondo K.E.

Sarrerak jada salgai/entradas ya a la venta/tickets already on sale

 — con The Suicide of Western CultureAtom RhumbaEl Segell Del Primavera,Rock de Lux e Black is Beltza.

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

One Response to FERMIN MUGURUZA ETA The Suicide of Western Culture EM XIRA.

  1. altenergy dice:

    28 de febrero. Hoy no trabajo, pues dicen que aquí es fiesta. Al principio, todo era oscuridad. Solo ver esa bandera de colores ensangrentados, me producía rechazo y odio. Una bandera de la que solo hacían gala aquellos que tanto daño hicieron a los míos y a mi pueblo. Triste historia, pero verdadera. Luego vinieron otros, con sus nuevas banderas salvadoras. Y entonces fué cuando mi rechazo se tornó en indiferencia. Creí entender que la libertad jamás podría estar detrás de un símbolo. Después llegó el ruido catalán, tan permanente, también con sus banderas y patetismo. Y quise ver más allá. Y sentí tristeza por mucha gente. Intenté comprender. Y me asusté al sentir como mudaba mi sentimiento de respeto y admiración a Cataluña y a su pueblo. Después vinieron más banderas. La de España por los balcones. Por aquí y por allí. Por todos lados. Me sorprendió ver que ya no me molestaba. Que incluso verlas parecía alegrarme y sentía que algo mío, algo que había perdido quizá en mi niñez, volvía de nuevo a su sitio. No se como irá todo. Espero que bien. Y no creo que el bien venga con la separación de los pueblos y las personas. Aún no he puesto nuestra bandera en el balcón. Ya dije que no era de banderas. Pero mañana quien sabe. coupon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *