• Músicas Esquecidas
  • Contacto

Login form protected by Login LockDown.


 

 

Nehemiah Curtis “Skip” James (1902-1969) es uno de los mayores exponentes del llamado Delta blues, una de las más antiguas variantes del género, originada en la llanura delimitada por los ríos Yazoo y Mississippi en la sección noroccidental del estado del mismo nombre. Sus habitantes presumen de vivir en la zona “más sureña” de la tierra. Allí, entre campos de algodón, nació y se crió James, hijo de un contrabandista reconvertido en predicador. Su historia corre paralela a la de “Mississippi” John Hurt y Son House: como ellos, tenía ya veintitantos años cuando inició su carrera, aunque, a diferencia de Hurt, sus grabaciones para Paramount Records en 1931 sí le otorgaron cierto prestigio. Su voz dulce (que ocultaba un carácter explosivo) y su personalísima técnica con la guitarra, en la que usaba una afinación abierta, lo convirtieron en un intérprete reconocible desde la primera escucha. A pesar de todo, la Gran Depresión lo borró del mapa, y cuando se inició la década de los 60 Skip James era otra vez un completo desconocido. En 1964 tres jóvenes músicos (blancos) de la Costa Este lo sacaron del hospital donde James estaba ingresado esperando ya por La Parca. Pocos meses después, en plena fiebre revival, Skip James ofrecía su primera actuación en tres décadas (que duró solo nueve intensos minutos) nada menos que en el célebre festival de Newport, donde compartió escenario con un joven Bob Dylan aún por electrificar. A lo largo de los cinco años siguientes, James grabó algunos discos y actuó esporádicamente en pequeños cafés. Pero no dejó de ser un desgraciado. Enfermo crónico de un cáncer del que jamás se trató y siempre escaso de dinero, James cargaba con otra cruz si cabe aún más pesada: consideraba el blues un género “pecaminoso”, y ello le impedía atreverse a tocar “de corazón”. Lo último que quería, confesó, era “recuperar el estilo lascivo” de sus inicios, y con ello “contagiar” a otros artistas. Por suerte, tocando sólo “de oficio”, Skip James siguió siendo siendo un intérprete maravilloso hasta el día de su muerte, el 3 de octubre de 1969 en Philadelphia.

“Devil Got My Woman” by Skip James

In this clip from the Newport Folk Festival of 1966, delta blues legend Skip James performs his haunting “Devil Got My Woman” for an audience that includes Son House and Howlin’ Wolf. From the DVD “Devil Got My Woman: Blues at Newport 1966.”