• Músicas Esquecidas
  • Contacto

Login form protected by Login LockDown.


ROCK & RING (vol III)

Sobre Muhammad Ali no debería extenderme demasiado porque su historia ha sido contada cientos de veces. Compartimos cumpleaños, el 17 de enero, aunque él tiene ya 74. Para muchos es el mejor boxeador de todos los tiempos. En cualquier caso comparte el Olimpo con Rocky Marciano, Joe Louis o Ray Robinson. Ali nació en Louisville, Kentucky, con el nombre de Cassius Marcellus Clay jr. Todavía se llamaba así cuando, con 22 años, le arrebató el título de los pesos pesados a Sonny Liston (otro de los más grandes entre los grandes) el 25 de febrero de 1964 en Miami. Cuando el nuevo campeón se volvió a medir con Liston en la habitual revancha, en mayo del año siguiente, ya se había convertido al Islam y respondía por Muhammad Ali. El combate, en el que se sacó la fotografía más famosa de la historia del boxeo, duró menos de dos minutos. Ali venció por KO en el primer asalto pero muchos aún mantienen hoy día que la pelea fue amañada y Liston se dejó caer tras un “golpe fantasma” de su oponente.
En los años siguientes, Ali construyó su leyenda sobre el ring y se convirtió en un personaje muy controvertido fuera de él. Se negó a alistarse en las fuerzas armadas durante la Guerra de Vietnam y se convirtió en la imagen pública de la Nación del Islam, la organización político-religiosa de los musulmanes afroamericanos. Para muchos, un grupo extremista y peligroso. Ali vio cómo le retiraban el pasaporte y la licencia para boxear en todos los estados de la Unión durante casi cuatro años. Cuando regresó a los cuadriláteros lo hizo bajo de forma. Tardó casi otro lustro en recuperar el cinturón de rey de los pesados. Fue el 30 de octubre de 1974 en Kinshasha, Zaire, en otra legendaria pelea, esta vez frente a George Foreman. Sin embargo, el gran rival de Ali en esta segunda etapa de su carrera fue Joe Frazier: el primero en derrotarle (el 8 de marzo de 1971 en Nueva York en el que se conoce como “el combate del siglo”), y su oponente en su última gran victoria (el 1 de octubre de 1975 en Manila).
Pero la canción que sigue tiene otro protagonista. Se llamaba Howard Cossell y retransmitió, con un estilo apasionado (y crítico) que acabaría creando escuela, muchas de las grandes peleas de Cassius Clay/Muhammad Ali y sus principales contrincantes. A Cossell le pasó un poco como a San Pablo camino de Damasco: a raíz del trágico desenlace del combate entre Boom Boom Mancini y Duk Koo Kim en 1982 (véase primera entrega de esta serie), renegó del boxeo. Y lo hizo pocos meses después de que Ali hubiese anunciado su retirada.

Boxing, es el tema con el que Ben Folds Five cerraron su álbum homónimo de debut en 1995. Está escrita en forma de carta, una carta ficticia dirigida por Ali a Howard Cossell: “A veces me golpeo a mí mismo tan fuerte como puedo. Y grito que a nadie le importa, deseando que alguien venga y me diga lo equivocado que estoy. Me ha tratado bien el boxeo? Howard, ¿te ha tratado bien a ti?

performing live @ the chapel for carlton cold
TEXTO PÒR EDUARDO HERRERO LAPIDO.
FACEBOOK