neil1may14

NEIL YOUNG: LA CABINA

Publicado el 23 mayo, 2014 | Opinión

neil2may14

01 “Changes” (Phil Ochs)
02 “Girl From The North Country” (Bob Dylan)
03 “Needle of Death” (Bert Jansch)
04 “Early Morning Rain” (Gordon Lightfoot)
05 “Reason To Believe” (Tim Hardin)
06 “On The Road Again” (Willie Nelson)
07 “If You Could Only Read My Mind” (Gordon Lightfoot)
08 “Since I Met You Baby” (Ivory Joe Hunter)
09 “My Hometown” (Bruce Springsteen)
10 “I Wonder If I Care As Much” (Everly Brothers)

El próximo veintisiete de Mayo el nuevo disco de Neil Young estará en las tiendas después de ser editado por sorpresa como aportación al Record Store Day celebrado hace escasos días en Estados Unidos. Se trata de un disco de versiones donde el viejo Neil en solitario hace su particular lectura de doce temas de autores tan diversos como Willie Nelson, Bob Dylan, Phil Ochs, Gondon Lightfoot, Tim Hardin o Bruce Springsteen . Como productor figura Jack White que entre que es joven y talentoso no para quieto, en poco tiempo podremos escuchar su nuevo álbum al completo. El disco del canadiense se titula A Letter Home y está dedicado a su madre fallecida, Edna Ragland y hasta aquí la cosa no tiene más historia. Lo bueno del asunto es que el amigo Neil no ha grabado el disco en un estudio convencional y ha utilizado una cabina analógica del año 1947 de tecnología, agárrense, electro-mecánica. ¿Cómo suena el invento? Pues a 1947, lógicamente. Lo que no alcanzo a imaginar es cual ha sido el papel del geniecillo White en el proceso de grabación como no fuera el de meter las monedas en el artilugio para que la cosa funcione, o añadir algún ruidillo más por si el producto no sonara suficientemente Low-tech. Neil Young siempre ha sido un tipo inquieto al que le ha gustado nadar a contracorriente, lo que le ha llevado a veces a patinazos monumentales como aquella catastrófica incursión en el tecno de su álbum “Trans” y otras derivaron en resultados mucho más jugosos, como su colaboración con Daniel Lanois en la grabación de “Le Noise”. En el asunto que hoy nos ocupa, entre que las versiones de las canciones escogidas para el feliz acontecimiento aportan más bien poco a las originales y que el sonido es directamente infernal pues que quieren que les diga…si el hombre se ha quedado contento pues ya está. Resulta, no obstante, paradójico que el músico que ha renegado hasta la saciedad del CD, que editaba sus discos en Blu-ray porque era la única manera que encontraba de reflejar el sonido de su banda en estudio y que hasta se ha sacado de la manga un nuevo artilugio de descarga digital, el “pono”, nos obsequie ahora con este “A letter home” que parece grabado en la cocina de una hamburguesería de la Ruta 66 no parece muy comprensible. Cosas.
Posdata: El disco estará disponible también en una versión de lujo al módico precio de $109.98

Texto por Jose Tribeca.

Fotos Internet.

neil3may14

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *