• Músicas Esquecidas
  • Contacto

Login form protected by Login LockDown.


jackson1mayo14La participación de Jacko fue uno de los momentos más esperados de los premios Billboard 2014. (Captura de pantalla: YouTube) 

Así, en forma de holograma, Michael Jackson actuó ayer mismo en la entrega de los premios Billboard eclipsando a sus compañeros de escenario lo que tiene su merito considerando que lleva cinco años muerto. La ilustre aparición presentaba su nuevo álbum post-mortem titulado Xscape, una colección de ocho canciones de distintas épocas que el mago de los estudios de grabación, Timbaland, ha vestido con mimo capitaneando una legión de técnicos y trabajando con la presión de ocupar la silla de Quincy Jones, el hombre que en su día convirtió al finado en la mayor estrella de su época. El orondo productor logra salir del embrollo de una manera más que digna volviendo la vista al Jackson que deslumbró al planeta con su mágico Off de Wall mandando a sus hermanos al paro y dejando claro quién era el talento de la familia.

jackson2mayo14

El disco despoja las canciones de las maquinitas que lastraban sus últimos discos y vuelve a una instrumentación mucho más orgánica con un par de excepciones y la verdad es que, para asombro del que esto escribe, la cosa funciona. El tema escogido como single es un buen ejemplo, Love never felt so good discurre elegante y respeta la maqueta que el propio artista dejó grabada con un escueto acompañamiento de un piano y el chasquido de sus propios dedos arropando el tema pero sin ahogarlo en ningún momento. Lo mismo ocurre en la brillante Chicago y en la relectura que Michael hace del Horse with no name de America manejando aquí un sonido algo más acorde con los tiempos y cambiando el título por a Place with no name. Quizás sea el tema que da título al disco el más novedoso con una voz que suena extrañamente cercana lo que da un poco de juju considerando que el tipo tiene que estar más tieso que una mojama. Me imagino que si Jackson no hubiese muerto lo hubiésemos visto bajar la escalinata del Crepúsculo de los Dioses, escondiendo su maltrecho rostro de los flashes camino de un manicomio y quizás sea mejor verlo así como lo vimos ayer, convertido en un holograma, que en realidad es como lo hemos visto siempre.

jackson3mayo14
Posdata: Michael Jackson actuó hace años en la Plaza de Toros de Marbella, aquella tarde hacía un sol de justicia y los roadies se afanaban en acabar de montar el complejo escenario. Una frágil figura embutida en una sudadera y con la capucha puesta subió a la tarima y fue probando el sonido de cada uno de los instrumentos ante la mirada extrañada de los presentes, por último ejecutó un breve baile ante el micrófono comprobando que las suelas de sus zapatos emitían el sonido adecuado al percutir contra el piso. Sin dirigir palabra a nadie desapareció por donde había llegado. Al fin y a la postre seguía siendo lo que siempre había sido, un músico.

Texto por José Tribeca.

Fotos Internet.