marcosblancovillaverde

MARCOS BLANCO VILLAVERDE. 3 DE OUTUBRO DE 2017.

Publicado el 3 octubre, 2017 | Literatura

Las cosas no cambian en el hábitat sedentario empañado de putrefacción fraccionario. Arriba tus ideas hacia algún posicionamiento en vano y odia o ama-según tú mediocridad te aconseje.

Maquillaje rojigualda resbalando por tú alma, banderas substituyendo a tú razón. Parece claro que el vaso que medio llenas está ya vacío hoy; hoy que imploras unidad para tú pueblo Hoy que se ha derramado sangre en tú nombre.

Pero siéntate, hablemos. Has elegido el lado menos humano de aquello que proclamas Y yo soy un perdedor más. Un caballo desbocado por la rabia que has creado. Y la legalidad a la que te amparas se vuelve clandestina ante los ojos de un Dios ciego.

(Y las cosas que me quedan por decir, mueren a medida que escribo. Porque no cabe tanto sentimiento de culpa, de rabia y de impotencia para un proscrito sin identidad. Los influjos de la luna contra avalanchas de policías que se venden a si mismos como los vencedores, me roban incluso la palabra, la lucidez)

No os fiéis de los vencedores ni compadezcáis a los vencidos.

No os dejéis llevar por la mentira, ese templo manipulado por el odio.

——————————————————————————————————————————————————

Olvidé el abismo en un coma profundo. Me salvé de arder en la hoguera de las mediocridades observando muy de cerca al sol. Y las lluvias bañaron la tierra con su loca esencia, dándome la oportunidad de volver a empezar… Y cultivé la memoria.

Atravesé el sendero inexplorado de la decepción y no sentí nada, Sembrando semillas y árboles he borrado mis huellas. Y ahora ya nadie podrá verme derrotado por los callejones, porque no he nacido para el desierto, ni para llorar a quien no me ha querido.

(El cielo que me vio crecer como un testigo mudo y fraudulento, no quiso advertirme jamás. El beso de la muerte abusando de su autoridad tampoco me hizo caso por ahora. ¿Cual es mi hogar? ¿Dónde está mi techo? Ahora lo comprendo, ahora sé que hacer.)

Con mis manos y mi sudor moldearé la tierra hacia donde mi instinto de supervivencia me indique. Seré uno con la madre tierra, escucharé al viento susurrarme halagos o verdades como huracanes. De este modo seré uno con el todo.

————————————————————————————————————————————————————

La jauría juega ahí afuera;
Juega a no dormir, a no despertar.
Para ser el Míster Hide rancio
Que tanto se avergüenza de pensar.
Y cuando llegue la última cena,
Cuando se acumule el cansancio
En mi vitalidad desgastada:

¡Saldré a jugar!
¡Saldré a bailar!

El ritmo cansado de otro Domingo
LLuvioso se aferra al tiempo y a la prisa.

En el barrio una vieja gloria se arrastra,
Nadie lo reconoce ya, nadie lo mira.
Un tipo sin familia ni patria que defender.
¿Hacia dónde va? ¿A dónde camina?
Sin un modo concreto de estar ni de ser.
Su alma es una enorme y sucia rasta.

¡Yo lo vi!
Yo sí me fijé.
Sé quien es.

Es el ritmo triste de un domingo impuro.
Apocalipsis de un ahora anunciando el fin
De otra semana más que olvidar.
Siempre habrá sábados para soñar.
El barrio se teñirá de púrpura mañana.

———————————————————————————————————————————————————-

_¿Dónde has estado metido anciano cielo? ¿Dónde has estado dibujando nubes? Sabes que los ojos que te miran son cambiantes, sabes que desde aquí todo muda y que allá abajo, en las profundidades del mar, preciosas criaturas sin memoria se retocan con tú reflejo.

Todo este tiempo que faltaste, estuviste presente para nosotros; los vagabundos a los que nos sobra tiempo, lejos de estrés y de obligaciones, sabemos que has estado siempre ahí. saliendo de callejones sombríos, la bestia se vuelve hermosa. Es el milagro de la contemplación.

Buscando la oración, la poesía más hermosa que te haga justicia, los viles ciudadanos se confiesan ante la evidencia. ¡Ojalá encuentre la palabra adecuada! Describirte es pretender la eternidad, comprenderte es sacar a la chica más hermosa a bailar. ¡Oh la verdad!

La verdad y sus connotaciones, el mensaje de un rey heredando su trono a todo su pueblo, Sacrificando a su familia. Hay una promesa en el libro sagrado que nos prohibieron. Mi misión es encontrarlo y publicarlo, para que todo el mundo lo sepa, y que el camino se despeje .

¿Dónde has estado metido clarividente sol? El profeta verdadero es aquel que guarda silencio.

—————————————————————————————————————————————————————

Cargado de alegría,
Drogado
De dopamina hasta las cejas.

Vivir intensamente realmente,
Es acordarse al día siguiente
De que sigues vivo.

Armado con palabras y sueños,
Desprendiendo un ser humano
Defectuoso y hermoso que nace
Y muere cada día.

¡Cuánta vida en la mañana!
¡Cuánto velo en la muerte!

Todo lo que uno pierde ante el fin
De su tiempo es la razón por la que
Vivo, río, amo y sobrevivo.

————————————————————————————————————————————————————-

La edad de oro coquetea con el presente, imagino que ha llegado la hora de volver. Imaginando senderos hasta ahora ocultos por la floresta. Para atravesar esa barrera, esa asilvestrada prohibición de mi mente, he tenido que reinventarme.

El destino de mi viaje trazándose en mi mente, comenzando por el tejado. construiré piedra a piedra el resistente hogar que me protegerá del ruido de ahí afuera. Y se hace la luz.

Un Dios invisible me miró, sus pupilas, ahora terrenales, tienen forma, color, alma. Y así, colmando al horizonte de contenido, mis ansias de vivir, abren sus ojos; y se crea algo nuevo.

La fe, el deseo, el aprendizaje, los campos, el mar, el cielo azul, las lluvias, las estaciones, la mañana, el café de sobremesa, la luna, las estrellas; el todo callándole la boca al vacío.

Tú cuerpo, mi cuerpo, el enlace sin anillos de la pasión.
La amistad, el cara a cara, la promesa rota del sabio que improvisa día a día. TODO

TODO ANIDA EN MI NUEVA VIDA

———————————————————————————————————————————————————–

En la inocencia se esconde el asesino. su piel, aparentemente hermosa, no engaña ya a nadie. El monstruo que se oculta en su interior, sólo aflora cuando su teléfono deja de sonar, en la más cruda de sus soledades.

A lo largo de mi viaje me he topado con monstruos, demonios fraudulentos de amables sonrisas. Sin embargo, también me he cruzado con gente buena. Almas tranquilas que ríen de verdad. Sin esconder nada tras sus sombras.

Me quedaré con ellos, me rodearé de esta gente buena. Y así me pondré a salvo de las mentiras y las balas de los asesinos.
Gente tóxica, gente nociva que jamás preguntan como estás. Sólo piden y piden, aprobechándose de tú generosidad.

Y así, de este modo, cambiaré mi historia. Porque rodeado de armonía estaré vacunado contra la enfermedad del odio y el francotirador nunca me tendrá en su punto de mira.

—————————————————————————————————————————————————————

En el callejón se presenta una estela,
Un monstruo marginal se presenta.

Las fechorías cometidas en el pasado
Moldean su deformidad moral.
Los delitos cometidos antaño
Buscan ahora engrandecer su paz.

Y una voz tranquila destila sabiduría
Por todos los poros de su cuerpo.
Su mente inquieta aprende al fin.

(La sangre que derramaba, los aspectos más caóticos de su vida. El demonio escondido en el armario… Terminaron por asociarse con su cara más humana, más hermosa, más angelical. Y ahora ya nada puede hacerle más daño que el que ha sufrido ya. Esto le dá libertad. Sentir que el miedo es un espejo maquillado por la falta de realidad.)

Y ese monstruo marginal que le sonríe
No le despoja más que lo que le ofrece,

TAMPOCO PIDE MÁS DE LO QUE MERECE

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *