okupa1

LA OKUPA INSUMISA. POR TONY O´HARA.

Publicado el 28 enero, 2017 | Opinión

insu

Es el nombre que se ha “bautizado” la inaugurada okupa de coruña. Se le llama así porque es el solar abandonado desde hace más de veintitantos años de la Comandancia de Obras y Talleres, justo enfrente de la entrada del cuartel de Atocha.

Del edificio y cinco barracones que componen el conjunto, hay uno a la izquierda de la entrada principal habilitado, y enfrente, a la derecha, otro por habilitar. En el habilitado, medio barracón es la sala de actuaciones, otra cuarta parte habitación y la otra cuarta sala de proyecciones. En el de la derecha ya hay baños funcionales y cocina funcional, con paellera incluida, fuente para lavarse las manos, etc.

Más allá de estos dos barracones, hay una cinta para no pasar al resto de barracones en mal estado y rodeados de maleza. El local de actuaciones está convenientemente insonorizado y en proceso de reparación de grietas. La cocina está limpia e higiénica, como los baños. No hay ningún bicherío propio de malezas, y los jardincitos de la entrada han sido arreglados, respetando un par de lirios y un par de arbustos.

okupa2

En la sala de fiestas, la garimba fría cuesta 1.50€ (recién subidos) y el vaso de vino 0.50€. Por 3 un litro de calimocho. Están programadas sesiones y conciertos todos los viernes por la noche hasta horas razonables, porque no son la banda de descerebrados como ya los empiezan a pintar los redactores de la voz de Galicia obedeciendo órdenes superiores que respondan a estrategias turbias… por cierto, que el fanzine editado en la okupa insumisa se llama “La coz de malicia”. Los viernes o hay concierto o hay sesión DJ. Las asambleas los martes, y listas para quedarse por turnos permanentemente. Prohibidas las fotografías dentro de las instalaciones para medios de comunicación. Ya las han sacado desde fuera.

Poco a poco va cogiendo inercia el total de actividades y proyectos ahí desarrollados o por desarrollar. Diversos colectivos han aparecido por allí, no se nombran para no olvidar a ninguno. Los dos barracones en los que se realizan las actividades están muchísimo mejor a las dos semanas de lo que estaban cuando se abordó su humanización. No se sabe muy bien de qué fuentes ha sacado la voz de Galicia la supuesta noticia de que los vecinos estaban preocupados tanto por la inseguridad de la instalación como por la pretendida irresponsabilidad de unos supuestos descerebrados. O a lo mejor se sabe muy bien. Media instalación, los dos barracones, son frecuentados por gente de todos los barrios de la comarca, con ilusión, desarrollando proyectos colaborativos o proyectando sus inquietudes profesionales o académicas. Siempre acabará apareciendo, y si no aparece, la coz de malicia se lo inventará (O será el propio de la voz d malicia el descerebrado).

okupa3

¿Que en ese espacio social colectivizado hay punkies y perro-flautas? Pues claro, como los hay en la vida real; ¿Lo son todos? Pues claro que no. ¿Habrá alguna gente antisocial? Pues probablemente aparecerá alguna, pero nunca tanta concentración de antisociales como de corruptos en una convención del Partido Popular. ¿Habrá droga? Pues igual que en la vida real y que en el mundo exterior. ¿La consentirá el colectivo del grupo? Pues por supuesto que no, la perseguirán, porque si hay alguien que conoce los efectos devastadores de caer en las garras de las drogas duras son la gente que está al pié de la calle, en contacto diario con la juventud. ¿Habrá política? No, nada de nada. ¿Habrá holgazanes que lo que no quieren es dar un palo al agua? Pues siempre aparecerá alguno, pero tarde o temprano se darán cuenta de que ese no es su espacio; además: ¿Hay algún grupo social en el estado español con mayor cantidad de parásitos antisociales, chupópteros, ineptos e inútiles, y gente que solamente consume recursos que esa asociación para-mafiosa que se hace llamar Partido Popular? La respuesta queda en el aire, porque nosotros lo único que hemos hecho ha sido formular una pregunta que nos lleva intrigando bastante, mucho tiempo, casi desde que Don Manolito El Tirantes fundara la cosa nostra, perdón, queremos decir el Partido Popular, vaya lapsus freudiano que hemos sufrido.

Vamos a ver: Por la experiencia de los años y los Centros Sociales que hemos conocido tanto en Galicia (La Curuña como la llamaba el nefasto anterior alcalde Sir Paco Especuleitor, Santiago, Vigo, Ourense) como las okupas a lo largo y ancho de toda Europa, hay que tener en cuenta que el “movimiento okupa” (el supuesto movimiento okupa), es una amalgama multiforme, sin Biblias, sin dogmas, sin jerarquías, sin directrices, es sólo un espacio, un espacio social donde poder hacer precisamente eso, socializar, sin intervención (por no decir manipulación) de institución alguna, sin caer en las garras de intereses partidisto-capitalistas, sin dirigismos. Una okupa es constituida por los individuos que en ella intervienen. Recordemos cuando a unos descerebrados de ideología nazi-fascista se les ocurrió hacer una pseudo-okupa en Madrid. La okupa será lo que los integrantes que en ella socializen la hagan. Habrá perro-flautas, por supuesto, habrá gente con inquietudes sociales y culturales, habrá un poco de todo.

Aunque la coz de malicia ha asomado sus garras por encima de la verja, todavía no lo han hecho ni autoridades judiciales o policiales, que se sepa, Tv, Hollywood, Excmos Ayuntamientos, aunque el de Coruña sea el usufructuario de esas instalaciones cedidas por Defensa. Si se han visto las manos de gente de todos los barrios, de todos los extractos y de todas las edades ilusionándose con la proyección de sus inquietudes y la plasmación de sus proyectos y la búsqueda y establecimiento de redes de colaboración social. La coz de malizia, que asomó sus manipuladoras garras por encima de la verja, pretende presentar a los integrantes como descerebrados, poco menos que negligentes, que, supuesta e interesadamente, están en un pretendido grave peligro físico. A nosotros esa milonga nos recuerda al programa de supervivencia de “Bear Grylls”, cuando dice que está en grave peligro corriendo la suerte de perder la vida, mientras su cámara está a medio metro, grabando todo pero sin poder echarle una mano… de risa. Al igual que el paternalismo supervisor del actual gestor legal del espacio, el ayuntamiento de la marea, ese batiburrillo precocinado de partiduchos que nunca se habían comido nada hasta que se les ocurrió ponerse la piel de cordero del 15-M (cuantos hablan ahora de él sin haberse dejado caer por allí…) que también habla de una supuesta preocupación por un supuesto peligro por la integridad de esos pretendidos “descerebrados”, cuando en realidad, como siempre, lo único que se pretende es manipular, dirigir hacia sus propios intereses, como si se tratase de unos niños pequeños que hay que dirigir por su propio bien. El propio bien de una persona libre lo decide él mismo, sin que nadie tenga que decirle qué es lo mejor para él, porque entonces una de dos, o se cae en la manipulación, o se cae lisa y llanamente en la amenaza. Lo mejor que pueden hacer los restos del trozo de bloque roto y de la izquierda hundida, esos que ahora componen la mara, perdón, la marea, es mantener sus garras lejos de la insumisa y dejar a la gente en paz haciendo su proyecto de vida y de socialización. Si de verdad se preocupan por su integridad, lo mejor es dejarlos así, en paz e íntegros. La dicotomía entre la España oficial y la España real de la que hablaban los regeneracionistas primero, y la generación del noventayocho después, no sólo no se ha extinguido, sino que a todas luces parece haberse agrandado y ensanchado. Y la insumisa representa la España real, la que vive, lucha, estudia, trabaja, socializa. Todos los estigmas que se suelen achacar (siempre por la misma prensa amarillista) solo pueden desaparecer con las obras, con los hechos, porque las obras y los hechos son los que, al final, mejor hablan. ¿Qué habrá porros en la okupa? Pues como los habrá afuera, en la vida real. Pero a nadie dentro de ella se le consentirá dedicarse al trapicheo de absolutamente ninguna sustancia. Nos parece además, que ningún integrante del espacio socializado querrá saber absolutamente nada de politiqueo y politicuchos, precisamente porque apestan, y como medida de higiene, lo mejor es mantenerlos alejados, fuera de la verja.

No hace falta ser demasiado cosmopolita, o haberse recorrido toda Europa, para saber que esos estereotipos de okupas casposos y con costra, son solamente eso, estereotipos difundidos por la prensa con propietarios de oscuros intereses inmobiliario-empresariales (no te hemos mencionado, Santiago Rey Fernández-Latorre, porque para mencionarte a ti y a tus turbios intereses empresariales ya están tus exempleados, por no decir siervos liberados de la página www.ex-voz.com, así que nosotros no decimos nada porque ellos ya lo dicen todo. Igualmente, la asociación mafiosa con covacha radicada en Calle Génova, nº 13, a través de su ignominiosa Ley Mordaza, cuestionada por la Comisión de Derechos Humanos de la Unión Europea, ha pintado, ha intentado pintar, a los integrantes de las okupas como ilegales antisociales, noxentos, casposos y sin saber lo que es el jabón. Es decir, como si fuesen hippies en el San Francisco de los años sesenta. A lo largo de Europa, hubo, hay y habrá muchas okupas y muchos okupas. Y saben perfectamente lo que es el jabón. Igual que saben perfectamente lo que es el no disponer de ningún espacio donde socializar, integrarse y llevar adelante sus proyectos, sus programas y sus ilusiones.

En resumidas cuentas, puede que en “La insumisa” haya algún mal rollo (¿No los hay en la vida real?), puede que haya algún perro-flauta (¿No los hay en la vida real?), puede que algún día haya droga (¿No la hay en la vida real?), puede que haya de todo. Pero la juventud tendrá algún espacio el cual sentir como propio, que se ha restaurado, regenerado, limpiado y adecentado con sus propias manos, para realizar y llevar a cabo sus propios proyectos, sus propias aspiraciones, sus propias ilusiones, sus propios anhelos, y no los impuestos por unos politicuchos manipuladores y/o corruptos. Eso, desde luego que no. Muchas gracias.

49c65911f

TONY O´HARA.

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *