• Músicas Esquecidas
  • Contacto

Login form protected by Login LockDown.


ana1nov14ANA VÁZQUEZ VILLAREAL.

Clasificación:
***** ¿Qué haces ahí sentado? Corre a comprarlo.
**** Cómpralo, pero no tengas tanta prisa, puedes ir mañana.
*** Pídelo prestado y olvídate de devolverlo.
** Intenta conseguirlo de segunda mano.
* El crucigrama del periódico te está esperando
 
Pues ya ven ustedes, en estos tiempos que vivimos, llenos de lujuria y trepidación, a mí me ha tocado pasar por un momento de virginidad absoluta. Me refiero con ello a que, aunque no se lo crean, jamás he leído (ni leeré, si puedo evitarlo) un maldito libro de Harry Potter. Así que he llegado completamente doncella hasta la primera novela “para adultos” de la creadora del mago juvenil, J.K. Rowling. De forma objetiva, sin nada con qué comparar. Y me ha encantado. En un segundo paso a explicarles por qué.
“Una vacante imprevista” desarrolla la siguiente trama: un concejal de un pueblo inglés fallece repentinamente y hay que cubrir su plaza. Tomando este hecho como pretexto, la autora nos introduce en el aterrador mundo de las miserias morales de los habitantes del pueblo.
¿Por qué me ha gustado?
1. Porque es lenta. Incluso desesperadamente lenta. Si ustedes son capaces de superar los primeros capítulos sin arrojarla al suelo, la terminarán. Estoy tan harta de leer libros cargados de trepidación que me ha resultado algo así como bálsamo para las heridas.
2. Porque es costumbrista. El narrador aprovecha para hacer un verdadero cuadro de costumbres del pueblo de Pigford (lugar ficticio) y, sobre todo, para destripar hasta las entrañas la mezquindad de sus habitantes. No he podido remediar acordarme de Agatha Christie y su señorita Marple, que decía que en un pueblo tan pequeño como St. Mary Mead podían encontrarse todas las representaciones posibles de la perversidad humana. Y Rowling no se conforma con una clase social, no. Todas ellas están representadas, desde las fuerzas vivas, encarnadas en Howard Mollison y su familia, hasta los más desfavorecidos de la sociedad, víctimas de las drogas y de la mala suerte en general. También me ha parecido un acierto absoluto la presencia de personajes adolescentes.
3. Porque no es ambiciosa. Precisamente, lo que me ha seducido es su sencillez, lo reducido de su espacio. Evidentemente, la fuerza de la novela radica en los personajes y en sus relaciones entre ellos. El ambiente pueblerino contribuye a hacer la situación más asfixiante si cabe.
4. Porque desprende cierto tufillo socialista. A Rowling se le ve el plumero, no lo puede remediar. Los personajes burgueses salen bastante peor parados que la working class, al menos moralmente.
5. Por sus personajes, evidentemente. Quizá hay un exceso de energía negativa en ellos. En ciertos momentos algunos me llegaron a generar verdadera agresividad. Lo realmente interesante es ver su evolución a lo largo de la novela y comprobar que unos van cambiando y reflexionando a medida que los hechos se suceden y otros reaccionan como el agua cayendo por el pescuezo de un pato: les resbala todo. Me ha gustado mucho la triple forma de enfrentarlos: socialmente (burgueses frente a trabajadores), sentimentalmente (las relaciones entre las parejas establecidas entre ellos) y generacionalmente (las relaciones entre los padres y sus hijos). El colectivo adolescente tiene gran importancia en la novela, de hecho es causante de gran parte de los hechos que llevan al desenlace.
6. Por los temas secundarios: la falta de autoestima, la capacidad de sacrificio encarnada en algunos personajes, la difícil relación paterno-filial, las diferentes formas de concebir el sexo y el amor, la dependencia emocional, los prejuicios sociales…
7. Por la contextualización: que me gusta lo inglés, vaya. Y no hay nada más inglés que un pueblo inglés. Con su equipo de remo, su salón de té y su club de golf.
“Una vacante imprevista” resulta, en suma, un interesante retrato de la mezquindad humana en toda su amplitud. Espero que les guste.