• Músicas Esquecidas
  • Contacto

Login form protected by Login LockDown.


El amor / es la mejor / de todas las drogas

—————————————————————-

Vivo en Ninguna Parte
soy amigo de los Nadie
hablo el lenguaje de los silencios…

———————————————————————-

El encargo del crimen – Mapache Salvaxe

Me paré ya a oír,
“lo van a matar, lo van a matar”.

En mis sueños,
podemos orar juntas en el muro de las lamentaciones.

Decepción actual,
Aparatoso incendio.

No tardaré en recobrar mi sonrisa
atravesando la plaza desierta.

Lxs vecinos esperan que estos incidentes
sean hechos puntuales y no se repitan.
En su apacible seguridad del hogar
los suenhos no pueden mentir.

Dolor y rabia a la vez,
como un juego de niñxs
que ahora se hunde
emprendiendo el regreso.

Un placer sufrir
el carnaval en medio de los estragos.

Asquerosos instintos,
no estábamos en el camino correcto.

El tiempo perdido…

Apareció muerto de un tiro.

——————————————————————————————–

Ya casi estaba bien – Celia Prado Vega

Ya casi estaba bien,
casi fuerte,
casi guapa
para romper
las piedras.

Ya casi estaba convencida
de mi destino.

Ya casi,
casi me olvido
de este dolor feliz,
de esta angustia bailarina,
de este canto sordo
que busca el aire
para arder
y quemarse
como una estrella,
llorando luz.

Ya casi lo logro,
casi te saco del todo
de mi cabeza
y de mis sueños…

Ya casi…
pero has vuelto,
otra vez me despierto
en sobresaltos
mientras me tocas,
apareces en mis sueños,
otra vez,
otra vez,
quiera o no quiera,
quieras o no quieras,
otra vez
estás conmigo
en todos los lados,
los puntos,
dimensiones,
universos…

———————————————————————————————-

Noche fría, fría noche – Charlie Present

Siempre bella, luna se esconde.

Miente su luz, reflejo naciente
de un sol oculto, sin presencia.

Astro valdío de un llanto presente.

Juerga nocturna de cuchillos
que afilan su negra desdicha
contra las piedras, en los caminos
que recorrías cuando aún eras mecha
de infinitas explosiones de lujuria.

Pasión hecha carne en los estremecidos
ojos de la noche fría.

De esa noche que luminosa
aconseja resguardarse del misterio,
como cuando ellos, sin conocimiento
corren desnudos.

Danza hermosa.

—————————————————————————————-

Buena suerte – Allen Ginsberg

Tengo suerte de tener los cinco dedos en la mano derecha
Suerte de hacer pipí sin que me duela mucho
Suerte que los intestinos se muevan.
Suerte, duermo de noche en una cama de capitán, siesta a media tarde
Suerte de pasear por First Avenue
Suerte de ganar un par de cien mil al año
cantando Eli Eli, escribiendo lo que se me pasa por la cabeza,
grabando garabatos primordiales,
enseñando en un colegio budista,
sacándole fotos con la Leica a la parada del bus
por la ventana de mis ojos
Oigo sirenas de ambulancias, huelo ajo y orín, pruebo nísperos y lenguado,
camino descalzo por el piso del loft, algo insensibilizadas las plantas de los pies
Suerte que puedo pensar y que el cielo puede nevar

————————————————————————————————————————-

Ni jaula ni carcel – Roman Cronos

Distingo a menudo si siento o si pienso,
y observo asombrado los cines rellenos
de locos hablando de calidad y precio,
de niños jugando, de sordos, de ciegos.

Y a veces rebusco, remiro y releo
de donde ha salido este absurdo intento
de atar el futuro, labrarlo y saberlo,
sueños disfrazados, con trajes de hechos.

Jamas seré una jaula, yo no quiero ser carcel,
no quiero ser condena, ni ser cepo que atrape.
Deseo ser un puerto, hogar en que hospedarse,
y si un dia nos perdemos, crecer y reencontrarme.

No existen cadenas que aten sentimientos,
todas las veletas persiguen al viento,
Othellos, Ofelias, Julietas, Romeos,
son bellas tragedias, son llanto y lamento.

No quiero el desgarro que rompe por dentro,
que ciega y que ruge, salvaje y violento,
yo ofrezco tiritas, pomadas, ungüentos
palabras, caricias, sonrisas, silencios.

Jamas seré una jaula, yo no quiero ser carcel,
no quiero ser condena, ni ser cepo que atrape.
Deseo ser un puerto, hogar en que hospedarse,
y si un dia nos perdemos, crecer y reencontrarme.

Noticias e historias de dolor y sangre
dibujan dibujos de cosas, de carne,
de tengo y poseo, y “pa mi o para naide”,
si no acepto dueños, no puedo comprarte.

Y busco el calor, quiza un techo, un colchon,
tambien compañia, consejo y valor,
ni jaco ni meta, no busco adiccion,
no hay paz en la guerra ni en la posesion.

Jamas seré una jaula, yo no quiero ser carcel,
no quiero ser condena, ni ser cepo que atrape.
Deseo ser un puerto, hogar en que hospedarse,
y si un dia nos perdemos, crecer y reencontrarme.

No quiero que sea mia, yo no quiero ser suyo,
quiero que seamos nuestros, o eso es lo que intuyo
que nos podrá evitar si vienen tiempos duros
los celos, las dudas, los miedos, los zulos…

———————————————————————————————————–

Segundo Día – Ruth Weiss

hay que desecharlo todo
apuntes —— números
todas las referencias
incluso la adoración de la nada
espejo —— memoria
todas las bisagras
las puertas giratorias hacia lo posible
incluso el calor — frío
las espaldas desconocidas
incluso el frío — calor
la frente conocida
incluso el mal más dulce
existe un punto
donde el rescate último
del amor es posible
existe ese punto duradero
que el alto amor llama
una sombra de gato
sobre la pared
¿y es un o el?
¿o es singularmente plural?
¿quién eres tú para decir
cómo colocar la s
acaso?

——————————————————————————————————–

Mapache Salvaxe

Invisibilidad fluorescente.

No se si debe seguir asustándome
Desacelerar el tiempo.

Media tarde en un nuevo universo
O medio café en una ratonera.

Se me hace tarde para volver al mundo
Y pronto para contar una historia en tercera persona.

Fruncimos el ceño,
Cerramos los ojos
Y alguna vez nos vimos en la sombra que proyectan las palabras.

Para que revolver
Montañas llenas de bártulos?
Mejor será dejarlo correr
Que colocar los bultos pesados en el pasillo.

Necesitamos más trasteros,
Más escondites,
Más escaparates…

Ahí fuera se está negociando con la mentira,
Como no me de prisa me quedaré sin nada.

La gente ha abandonado sus dormitorios
Para salir por fin a las calles
A cavar hondos agujeros
Donde enterrar el amor.
Será para protegerlo
silencioso como una tumba,
Quieto como un muerto

Y en las terrazas de los bares
Apariencias que engañan
O mas bien engaños que aparentan,
Están jugando al escondite con puntos de mira.

Quédate,
Todo esto no es más que una gran broma.

Podemos hacer que nos reímos
O compartir los escalofríos.

——————————————————————————————————————