• Músicas Esquecidas
  • Contacto

Login form protected by Login LockDown.


Esbozo

Se paro todo de repente
y la distancia entre tu y yo
se vio reducida a una sola mirada

que contenía un silencio
que contenía las 14.000 palabras
que nos quedaron por decir

nuestras respiraciones entrecortadas
y la vida vuelta del revés

sin pensar en nada mas que en nada
el vacío absoluto
la totalidad de esa nada
llenándose de luz

tuve que parpadear para creérmelo
con miedo a despertar
y darme cuenta de que todo había sido tan solo un sueño
dentro de otro sueño
fabricado a medida

Granada
calle Elvira
el rollo, las pintas,
el volver a volver a empezar
y con lo aprendido en esta perra vida
echar el resto

Y ahí estábamos de nuevo
dos caminos cruzados
y el universo entero conspirando a nuestro favor

por un momento tu locura y la mía
parecieron estar cuerdas

el tiempo suficiente para coger aliento
y lanzarse de cabeza

quizá lo que nos paso
es que tu estabas ya de vuelta
y yo aun de ida

pero la realidad es incontrolable
y la vida esta que sepamos

ahora nos encontramos en todos lados
vienen a nuestra vera los gatos,
vienen, a nuestra vera, verita, vera los gatos

y siempre esta llena la luna
y siempre esta llena, llenita, llena la luna

esa grande y amarilla
a puntito a punto de derramarse
y de echarse por fuera

y de hacer que llueva de colores
en las noches Granadinas

para que florezcan por soleás, tangos y alegrías
esas ganitas que nos tenemos de hacernos el amor

hasta que se nos salga el corazón por la boca
y reventemos en 17.000 pedazos

ese blanco muro de sueño
que una vez construimos
para resguardarnos del mundo exterior

y volvamos a respirar a pulmones abiertos
y volvamos a sentir el latido del mundo
y por fin comprendamos el sentido de todo esto

Ensueño árabe

Granada
ya he llegado, soy viento
he venido a deshacerme por tus calles
y a recoger algo de esa magia que tu tienes
para luego soltarla
para desparramarla por todas las corrientes de aire
que mueven el mundo…

Granada
que bonita eres, leche
ahora me pregunto
que he estado haciendo yo todo este tiempo?
avivar el fuego
y contar los minutos para (re)conocerte
para volver a ti de nuevo
y empaparme con tu esencia
y calarme de hechizos hasta los huesos…

Granada
te respiro
– inspiro, expiro –
y veo con otros ojos cuánto me rodea
todo es de agua y brotan islas infinitas
poblando ese mar infinito
– Albaycín, Alhambra, La Cartuja, Gracia, Realejo –
donde nunca llueve, donde nunca se duerme
y donde nunca nadie se muere
por que hasta a la Muerte misma le sale el duende
y prefiere dejarse para luego…

Poesía en (de)construcción permanente…

Ya es hora de sacar la poesía a la calle
de descoserse las bocas,
de abrir los corazones,
de brotar de nuevo,
de darle la vuelta a las estaciones
y hacer del otoño primavera
de cantar canciones y seguir la estela de los sueños,
de comerse a mordiscos la vida,
de agarrar fuerte las carnes,
de volverse suicidas inmortales,
de quedarse sin nada en los bolsillos
y darse cuenta de que ya estamos llenos,
de vaciarse para volver a llenarse,
de encontrarse, renacer de nuevo,
de enfrentarse a los miedos
de volver a ser pequeños
y seguir creciendo y creciendo hacia arriba,
hacia abajo, imparables, incontenibles,
de llorar leyendo, escuchando, tocando, sintiendo,
de hacer todo lo imposible, de concebir todo lo inconcebible,
de volver a ser puros, a ser puras,

la hora mas oscura es justo la que esta antes del amanecer…

ya no temo perder, por que ya perdido,
ya no temo ganar, por que ya he ganado…

ya no temo temer, por que ya he temido
ya no temo tener, por que ya he tenido…

adiós al pasado, ya basta de echar la vista atrás,
adiós futuro, ya basta de estar mirando siempre adelante,
vivo en presente continuo

siento el viento, vuelvo a el…

y vuelo, y vuelo…

y te quiero, y me quiero….

y ya no espero nada, y así no desespero…

y todo va llegando…

hoy he vuelto a nacer….

AAAAAAAAAAAAH!

AI FERRI CORTI – Eli Zeta

Pero caminarán hacia la autodestrucción
guiados por los in-execrables designios
de su frágil fe en Dios.

Sin percatarse, amanecerán yaciendo
sofocados por sus propios excrementos.

El agua no alcanzará a saciar la sed,
inanición espiritual,
desesperada opresión de los sentidos,
despojándose en delirios insurrectos
la des-vocación de tanto corazón roto.

Si nos niegan las alas
pues nos las inventamos.

Más allá de estas rejas
se haya el amanecer.

Nos encontramos atravesando
el corredor de la vida,
es hora de romper las cadenas,
es hora de ponerse en pie,
dejar por un momento que se pare el tiempo
dejar de envejecer.

Desvirgando escrupulosas morales
con exhibicionistas provocaciones,
lapidando pre-juicios
apedreando los cristales
de los escaparates de las lamentaciones.

Prohibida locura,
baja pasión,
condición imperiosa
que a la voluntad somete
bajo el dominante yugo
del deseo más inefable
e incandescente
de atravesar los muros
y romper los espejos
para así aceptar esta urgente necesidad
como una reacción natural
al orden establecido.

Caos.

Corrernos ràpido
(re)corrernos despacio
parar el tiempo en ese instante

quedarnos a vivir en esa pequenha muerte
la Muerte grande esta afuera…