• Músicas Esquecidas
  • Contacto

Login form protected by Login LockDown.


CC/John Adams

Algunos aún no nos lo podemos creer. Pero Prince ha muerto. Los vigilantes de su legado en Internet están haciendo la vista gorda a los cientos de vídeos que sus fans han subido a Youtube a modo de homenaje. Es bien sabido que el Príncipe no permitía que su material fuese colgado en ninguna de las plataformas gratuitas de Internet. Una buena oportunidad para disfrutar -por el momento- de algunas de las joyas más desconocidas de la gigantesca discografía del genio de Minneapolis. Descansa en paz bajo la lluvia púrpura, Roger Nelson Prince.

Prince 1)- Kiss. Del disco Parade, de 1986. Quizás el tema más famoso de Prince. Y por méritos propios. Una canción vitalista, el buen rollo hecho música. Excepcional el sonido funky de las guitarras y el inconfudible falsete de este icono de la música.

2)-The Cross. De Sign O’The Times, 1987. Una oda a la esperanza en el ser humano, un hermoso canto a la belleza y a la libertad. Una poderosa canción que va in crescendo y termina en el éxtasis. De un disco que destaca por su contenido social.

3)- Alphabet Street. Del álbum Lovesexy, 1988. Un blues sin más pretensiones que cantarle a esa chica con la que fugarse en Thunderbird a Tennessee… y que termina convirtiéndose en una canción inmortal.

4)- Electric Chair. De la banda sonora original del Batman de 1989 de Tim Burton. Canciones tan extrañas como excepcionales, sobreinstrumentadas con un gusto magistral al más puro estilo Prince.

5)-Automatic, del disco 1999 de 1982. Una pequeña joya de hedonismo funk con un toque psicodélico. De su álbum más visionario.

6)-Sexy Mother Fucker. De uno de los mejores discos de Prince, el aún incomprendido Love Symbol Album, de 1992, quizás su obra maestra. El Prince más guarro y macarra en un tema que provocó la ira de su compañía.

7)- Black Sweat. El iregular disco 3121, de 2006, contenía una canción que recordaba al Prince de los mejores tiempos. Una canción vanguardista e inclasificable con la que Prince volvía a la vanguardia de la creación musical.

8)- Plectrum Electrum, el tema que da nombre a este trabajo de 2014, otro de los mejores de su discografía. Un sonido vanguardista pero a la vez añejo. Rock and roll de la vieja escuela en el que Prince destacaba como el genial guitarrista que fue.

9)-Cream, de Diamonds and Pearls, de 1991. Otro de sus temas más famosos. Pura sensualidad, puro funk.

10)- Musicology, tema que da nombre a su disco de 2004. Puro talento. Puro soul. La batería, el bajo, la guitarra, los metales, el órgano, su voz aterciopelada y nada más. Porque Nothing Compares to Prince.