• Músicas Esquecidas
  • Contacto

Login form protected by Login LockDown.


El artista volverá al Playa Club el próximo 16 de septiembre acompañado de una gran banda, y dispuesto a repasar los grandes éxitos de sus más de 20 años de carrera.

Es imposible entender la historia de la música en España sin hacer sonar los acordes de “Viviendo la Era Pop”, “La Chica de Mel” o “La Reina del Muelle”. Y desde luego, es igual de imposible repasar la historia del Playa Club sin hacer sonar hits como “A Toda Velocidad” o “Suzzete”. Y todos estos temas tienen algo en común: Alex Cooper, el alma de Los Flechazos y un artista que ha pasado por derecho propio a formar parte de la historia viva de la música española, y del propio Playa Club, donde sus temas con el sello inolvidable de Los Flechazos son himnos coreados a voces.

El próximo 16 de septiembre Cooper regresará al Playa Club, un local en el que ofreció directos memorables, para repasar lo mejor de Los Flechazos en la gira “Popcorner, 30 años viviendo en la era pop”, en un concierto muy especial en el que estará acompañado de una gran banda, con sección de vientos y hammond incluidos.

Una cita ineludible para dar la bienvenida al otoño.

 

AGENDA

 

  • Evento: Cooper
  • Lugar: Playa Club Coruña
  • Fecha: Viernes 16 de septiembre de 2016
  • Hora: 23:00 horas
  • Entradas:

o    Oferta limitada promoción especial 15€ + gastos de gestiónen Ticketea /

o    Anticipada 18€ + g.g. en Ticketea y Discos Portobello

o    22€ en la taquilla del Paya Club el día del evento.

 

 

LOS FLECHAZOS VUELVEN AL CLUB.- Por Javier Becerra

 

Los Flechazos vuelven al club. Así rezaba el eslogan de una postal promocional de uno de sus conciertos coruñeses en los primeros noventa. Sí, porque el Playa es eso, un club. Y Los Flechazos, uno de sus visitantes más ilustres de su historia. Aterrizaron en 1989 dentro de la célebre I Atlantic Mod Meeting y, desde entonces, se creó un lazo tremendamente especial entre la ciudad y los leoneses. La sala ejercía de nexo de unión. El derroche de cariño por ambos lados, de fuerza. Aquí se vibró, se sudó y se saltó. Llenaban siempre. Muchas veces dejaban gente fuera. Gente que era entendida y gente que no. Gente que flipaba con James Taylor Quartet y The Creation y gente que los compaginaba con Hombres G y Duncan Dhu. Todos adoraban a Los Flechazos. Todos cantaban a voz en grito eso de «Cuando se acerca la noche, en un oscuro café» como un himno. Todos disfrutaban del magnífico gozo pop en la mejor cápsula posible: la de ese pequeño gran club a orillas de la playa.

 

El Playa Club aparece en muchos de los agradecimientos de los discos de Los Flechazos. Los Flechazos sonaban en la sesión de discoteca de continuo. En más de un caso algún pinchadiscos descontrolado llegó a estar más de media hora enlazando un tema tras otro de la banda de Alex ante el delirio colectivo, mientras el sol salía en uno de esos amaneceres impresionantes de Riazor. No, no ocurrió solo una vez. Porque aquí, en el club, en este club, Los Flechazos ejercieron siempre de banda top. De karaoke masivo. De poder bajar el volumen desde la cabina y ver cómo el público seguía la canción. Pero todo se disparaba en los conciertos. Esos en los que los mods se ponían sus mejores galas y entraban como príncipes pop, sintiéndose mirados. Esos en los que estaba el jovencísimo Xoel López tomando nota para el futuro. Esos en los que se experimentaba un algo muy complicado de explicar para quien no lo haya vivido.

 

Ahora se puede revivir y vivir. La gira “Popcorner, 30 años viviendo en la era pop” iniciada por Alex Cooper este 2016 (y solo para este 2016) traza un recorrido musical que resucita el espíritu y cancionero de Los Flechazos con la máxima fidelidad posible. Se ha podido comprobar en varias fechas escogidas por diferentes puntos de la geografía española. Arrancaron en febrero en la Riviera de Madrid, con las entradas agotadas muchos días antes de su celebración. En Galicia, se dejó ver hace unas semanas en el Atlantic Fest. Quedó claro que sus canciones continúan tersas, vitales y emotivas. De “La reina del muelle” a “Lo conseguí”, pasando por “Suzzete” y “Go Go Girl”, entre muchas otras piezas del mejor pop fabricado en España. Todas sonaron ahí. Fantásticas. Pulsando teclas. Acariciando fibras. Y despertando recuerdos.

 

Volverán a sonar el próximo 16 de septiembre. Pero de otro modo. Los que vivieron aquellos conciertos de Los Flechazos en A Coruña, en los últimos ochenta y primeros noventa, saben perfectamente lo que late en estas líneas. Los que no, que pregunten, si es que no lo han hecho ya. Se trata de algo muy importante pero no medible con estándares normales. Será “A toda velocidad” en ese cubículo de cristal y hormigón al lado del mar. Será un baño de sensaciones adormecidas. Será algo tan único y maravilloso como entonces. Serán Los Flechazos en el Playa Club. Sí, porque amigos Los Flechazos vuelven al club. Al nuestro. Al que, con ellos, es el mejor de todos.