celia

Celia Prado Vega: Poesias.

Publicado el 20 abril, 2018 | Literatura

estoy bien,

con un hueso gigante atravesando mi garganta…

y el corazón latiendo en ella…

la irritación de los enfrentamientos innecesarios… SOLO NECESITO AIRE PARA RESPIRAR!!!!.

ni amenazas, ni chantajes, ni gente echándome la culpa (inexistente, pues no existe culpable alguno, estoy harta de estos restos del catolicismo mal incautado)…

AIRE PARA SENTIR QUE TODO ESTÁ YENDO BIEN,

y no tener alrededor a gente que me dice y redice lo mal que estoy y lo mal que voy a acabar porque no hago las cosas como a “esa gente” se le antoja.

SOY DUEÑA DE MI CUERPO Y LO CONOZCO BIEN, y al contrario de lo que muchos digan, no hago otra cosa que cuidarlo, mimarlo (incluso, a veces, consentirlo demasiado).

AIREE…

para no escuchar vuestros ruidos y poder centrarme en lo importante.. y no en peleas absurdas… ni en chantajes baratos… para eso me queréis?? para chantajearme?? para querer manejarme??…

AIRE…

AMOR ES EL QUE ME COMPRENDE, EL QUE ABRE SUS BRAZOS Y ESPERA A QUE YO LLEGUE…

GRACIAS ESTHER, GRACIAS SANTI.

CPV .17 – 04 – 2018.

13 – 04 – 2018

El sabor de la locura
me mantiene cuerda
pues instintivamente suelto
todas las malas angustias,
las brujas, los parásitos…

Soy en este viento
cualquier cosa
y cualquier cosa puedo
(menos comer).

Floto en los precipicios,
en los vacíos quedo
suspendida
sin fuerza alguna
de atracción,
(ni gravedad,
ni pensamientos).

El sabor de la locura…

me revuelco y aprieto
los puños
exprimiendo el alma,
manejo a mi antojo
los límites y me coloco
el letrero de loca
abriendo paso
en todos los caminos
que me llevan
de vuelta
a donde nos encontramos.

Celia Prado Vega.

14 – 04 – 2018

La melancolía pinta
cada ventímetro,
cada rayito gris de luz,
cada cahito del animal.

Explotan en mi cabeza
burbujas de primavera,
te quise,
te olvidé,
me perdí.

La melancolía engaña.

Me callo y prefiero
no decirte nada,
pues sé que jamás
entenderás.

Nunca te acercaste
a mis contornos,
ni llegaste a mí.

La melancolía moja
la luna
y quiero
desangrarme aquí
cual cristo
en una pared que se deshace,

heridas viejas
abren,
las cicatrices pierden
fugas de diablos,
me callo,

están los arco-iris
quemándose en el cielo,
son hermosos,
los cuchillos buscan
la luna
para cortarte
un pedacito
de carne,
un pedacito
de sueño…

Celia Prado Vega.

https://www.facebook.com/celia.pradovega?lst=1253241583%3A1415382850%3A1524224970

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *