• Músicas Esquecidas
  • Contacto

Login form protected by Login LockDown.


01/03/2014

Garufa Club (A Coruña)

Carlos Childe: voz, guitarra

Niko Vieites: guitarra

Fran Sanz: bajo

Adrián Seijas: batería

 

SET LIST

Morning light

When I say

Gold for love

Under the moon

I beg the blues

Pain

The letter

Moonriver

Devil´s on the sidewalk

Almost crazy

Sitting by the fire

Share

I wish…

Rain

Will you come back

Red beam

 

Auténtica expectación había en La Coruña esta semana ante la inauguración de la nueva sala de conciertos de Garufa, situada en lo que antiguamente había sido el cine Valle-Inclán y, más recientemente, el Twenty Century Rock (de este último prefiero no acordarme, sinceramente). El local ofrece muchísimas posibilidades por su amplitud y su excelente acústica, así que cuando vi anunciada allí la presentación del último disco de Carlos Childe, “More nights and days”, decidí acudir. Efectivamente, les ha quedado una sala con capacidad para 300 personas impresionante y a la altura de un músico ya con bastante bagaje y renombre como Childe (actuó en el Noroeste pop-rock, fue telonero de John Mayall y tiene varios álbumes en el mercado), pero quizá la actuación habría quedado mejor en un sitio más acogedor y familiar, puesto que registró más o menos una media entrada, quizá algo más.

El bluesman de la voz rota, como se le conoce, dio un concierto de diecisiete temas en un escenario grandioso, enorme, probablemente el mejor de la ciudad en estos momentos, pero justamente por eso, frío y distante. El público, que contaba con numerosos amigos del músico, tardó bastante en entrar en ambiente, pululaba por el local y se mostraba disperso. La distancia entre el escenario y el público es grande y eso tampoco ayuda, en un local más pequeño no queda más remedio que arrimarse a los músicos tarde o temprano, y creo que Carlos se merecía una mejor acogida. Afortunadamente, el monfortino tiene una gran presencia escénica, empezando por su impecable vestimenta digna de un crooner, y poco a poco fue entonando al respetable con su peculiar manera de bailar y jalear al público. Abrió el concierto con “Morning light” y fue combinando temas nuevos y antiguos (“When I say goodbye to my girl”, “Gold for love”, “I beg the blues”…) hasta llegar a una muy original versión del éxito sesentero de los Box Tops “The letter”. Entonces la banda se retiró y entró Gastón Rodríguez, músico conocidísimo en la ciudad por haber estado en Los Doré y ser acompañante de Childe muchas veces en directo y el guitarrista con el que ha grabado el disco nuevo, para hacer la emotiva versión de “Moonriver” sólo con guitarra y voz. Ahí se produjo el punto de inflexión. La banda regresó, atacó el tema central del disco nuevo, “Devil´s on the sidewalk” (humildemente creo que debían de haber abierto el concierto con él, dada la promoción que se le había hecho esa semana en las redes sociales y medios de comunicación) y el público empezó a entregarse y Carlos a regalarnos sus peculiares pasos de baile, que no entiendo cómo no acaba en el suelo un día de éstos. Aunque “More nights and days”, el disco nuevo, rebosa ritmos funkys, la base sigue siendo indudablemente bluesística, seña de identidad del autor, como también lo es su gravísima voz, en lo más bajo del diapasón, personalísima. A partir de ahí la gente se desmelenó, Carlos jaleaba para que nos acercáramos y acabó bajándose del escenario y sacando a bailar a varias de las chicas que estaban viendo el concierto para regocijo de todos los presentes. Fue un baño de masas divertidísimo. Terminó la actuación con “Red beam” y me quedé con un sabor agridulce, pues creo que el empaque del recién estrenado local nos deslumbró y como público no lo dimos todo. Afortunadamente, no se puede decir lo mismo de Carlos y la banda que lo acompañaba. En directo Carlos toca la guitarra rítmica y no suele prodigarse demasiado en los solos, pero aún así se marcó alguno. La mayoría fueron responsabilidad de Niko Vieites, que desempeñó su papel sobradamente, al igual que el resto de los músicos. La acústica, como era de esperar, estuvo a la altura y espero que a Garufa le vaya muy bien en su nueva andadura y que llene su nuevo local de actuaciones memorables. Allí estaré yo para contárselo todo a ustedes.

Texto: Ana Vázquez Villareal.

Foto: Ana Vázquez Villareal. (Gastón Rodríguez a la guitarra y Carlos Childe a la voz).